Si estás acostumbrada a teñirte el cabello, una tu primeras preguntas después de enterarte que estabas embarazada, seguramente es: ¿Puedo teñirme el cabello?

La respuesta a esa pregunta es sí, con ayuda de los tintes sin amoniaco, tomando algunas precauciones, y por supuesto, cuando consultes a tu médico debes preguntarle a él para estar más segura.

¿Por qué usar tintes sin amoniaco?

Los tintes sin amoniaco son muy buenos para aquellas que queremos cambiarnos el color del pelo o cubrirnos las canas y debido a que no contienen amoniaco ni sustancias químicas, no dañan el cabello y tu pelo queda más natural.

¿Qué cuidados debes tener para teñirte el cabello si estás embarazada?

Antes que nada, como ya comenté, debes preguntarle a tu médico y seguir sus recomendaciones.

Aquí te dejo algunas de los consejos que encontré de  otras mamás que se tiñeron el pelo estando embarazadas:

  • Espera a teñirte el pelo después del primer trimestre de embarazo
  • Haz una prueba de alergia, aplica un poquito de tinte en una zona no visible y espera 24 horas, si no ves ninguna reacción sigue adelante
  • Usa tintes sin amoniaco y sin sustancias químicas.
  • Cuando te vayas a teñir, hazlo en un lugar muy ventilado.
  • No apliques el tinte tan pegado a las raíces
  • Utiliza guantes y lee bien las instrucciones de aplicación
  • No dejes más tiempo el tinte de lo que dicen las instrucciones

En conclusión, con los debidos cuidados, puedes usar tintes sin amoniaco si estás embarazada y tener un look increíble.