¿Se te pasó comprar un regalo del día del amor?

Te entiendo muy bien, el trabajo, la rutina, el bebé, etc. nos quitan toda nuestra atención y dejamos los detalles para al final y nos gana el tiempo.

Pero por eso hice este regalito, un frasco lleno de píldoras relajantes (o sea chocolates), que tu media naranja  se podrá llevar a la oficina y tomarse una píldora cada vez que lo necesite, un regalo práctico, fácil de hacer y no gastarás mucho.

Es muy fácil sólo necesitas imprimir la hojita que te regalo, comprar los chocolates preferidos de tu esposo, novio, pareja etc., buscar un frasco de vidrio que tengas guardado por ahí (yo usé uno de café), comprar listón o un mecatito y listo, ya tienes el regalo de San Valentín.

Yo fui a una tienda dónde venden a granel y compré los chocolates preferidos de mi esposo, pero puedes ir al supermercado o a la tiendita que te quede más cerca para comprarlos, el chiste es que sea variado para que se vea más colorido.

Recorta las etiquetas de la hoja y pega las azules en el frasco, una al frente y otra atrás.

Llena el frasco con los chocolates y con el mecatito o el listón cuelga la etiqueta café.

¡Terminaste! Ya tienes el regalo para este día especial, y lo mejor es que ni te despeinaste mienstras lo hacías ¿A poco no?